Los desafíos de la Mujer Salvaje.

Ojalá pudiera decir que hoy en día las trampas para mujeres ya no existen o que las mujeres son tan listas que ven las trampas desde lejos. Pero no es así. El depredador está todavía presente en la cultura y sigue tratando de socavar y destruir toda conciencia y todos los intentos de alcanzar la plenitud. El dicho según el cual las libertades tienen que reconquistarse cada veinte años encierra una gran verdad. A veces, parece que hay que conquistarlas cada cinco minutos.

A veces la colectividad ejerce presión sobre una mujer para que sea una “santa”, para que sea instruida y políticamente correcta, para que lo tenga todo “bien junto y ordenado” de tal manera que cada uno de sus esfuerzos sea una obra perfecta. Si nos acobardamos ante la colectividad y nos sometemos a las presiones que ésta ejerce para que nos adaptemos estúpidamente a sus normas, nos salvaremos del exilio, pero, al mismo tiempo, pondremos traidoramente en peligro nuestras vidas salvajes.

 Imagen

 Algunos piensan que ya pasó la época en que se maldecía a la mujer salvaje y, cuando ésta se comportaba de acuerdo con el yo natural de su alma, se la calificaba de “equivocada” y de “mala”. Pero no es así. Lo que ha cambiado son los tipos de conducta que se consideran `incontrolados” en el caso de las mujeres. Por ejemplo, hoy en día en distintos lugares del mundo, si una mujer adopta una postura política, social, espiritual, familiar o medioambiental, si se atreve a decir que el rey va desnudo o si habla en nombre de los que sufren o los que no tienen voz, con demasiada frecuencia se examinan sus motivos para averiguar si se ha “desmadrado”, es decir, si se ha vuelto loca.

 La Naturaleza Salvaje nos enseña que tenemos que enfrentarnos a los desafíos a medida que se van produciendo. Cuando los lobos son acosados no dicen “¡Oh, no! ¡Ya estamos otra vez!”. Saltan, brincan, corren, se lanzan, se echan a la garganta, hacen lo que tienen que hacer. Por consiguiente, no debemos escandalizarnos por el hecho de que se produzca una entropía y un deterioro y de que haya que pasar por momentos difíciles. Las cuestiones que tienden una trampa a la alegría de las mujeres siempre cambiarán de forma y de aspecto, pero, en nuestra naturaleza esencial, encontraremos toda la fuerza y la libido necesarias para llevar a cabo los actos imprescindibles del corazón.

Clarissa Pínkola Estés. Mujeres que corren con los lobos

 

Anuncios
Publicado en Aullidos, Mujeres que corren con lobos | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Las Mujeres Violeta. ¡Pan, Paz, Rosas y Libertad!

El Día de la Mujer está marcado en el calendario el 8 de marzo , en recuerdo de un  fatídico día de 1908. En esta fecha un grupo de mujeres que soportaban largas jornadas de trabajo, encerradas y en condiciones inhumanas, se reunieron en la fábrica textil Cotton de Nueva York para declararse en huelga . El dueño las encerró con llave y prendió posteriormente fuego al edificio. Murieron en total 140 mujeres .

Las telas que fabricaban eran de color violeta y desde entonces este color se convirtió en un símbolo de la lucha de la mujer por sus derechos.

Pero esta no fué la primera vez que las obreras textiles se movilizaban.  Si la máquina del tiempo existiera, podríamos ver a Celia o a Elisa, junto con sus compañeras de fábrica, caminando por las calles de Nueva York a fines del invierno de 1857.

Era una época en la que cada vez más mujeres se incorporaban a la producción, especialmente en la rama textil, donde eran mayoría absoluta. Pero las extenuantes jornadas de más de 12 horas a cambio de salarios miserables sublevaron a las obreras de una fábrica textil neoyorquina que salieron a reclamar por sus derechos. Era el 8 de marzo y las manifestantes fueron atacadas por la policía.

 Medio siglo más tarde, en marzo de 1908, 15.000 obreras marcharon por la misma ciudad al grito de “¡Pan y rosas!”, sintetizando en esta consigna sus demandas por aumento de salario y por mejores condiciones de vida.

Un año mas tarde sucedieron lo dramáticos asesinatos de las 140 trabajadoras neoyorkinas. Las mártires a las rendimos homenaje este día. Me tomo la libertad de llamarlas “Las Mujeres Violeta”.

Fué en 1910, durante un Congreso Internacional de Mujeres Socialistas, que la alemana Clara Zetkin  propuso que se estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista.

Imagen

  Siete años más tarde, febrero de 1917 para el calendario ortodoxo, cuando se conmemoraba este día en Rusia, las obreras textiles tomaron las calles reclamando “Pan, paz y libertad”.

Este fué el inicio de la más grande revolución del siglo XX, que desembocaría en la toma del poder por la clase obrera  en el mes de octubre del mismo año.

Lentamente, y a medida que el feminismo ha ido cobrando fuerza en todo el mundo, el Día de la Mujer ha ido perdiendo su carácter obrero, pasando a ser una jornada de lucha en la que se reclaman los derechos de todas las mujeres en todos los ámbitos.

Año tras año, miles de mujeres salen a las calles de todo el mundo para demandar nuevos derechos, defender los ya conquistados y luchar contra aquellas leyes que las discriminen o que rechacen el principio de igualdad de sexos y de oportunidades.

Hemos recorrido un largo camino, hemos ganado algunas batallas, pero, ¡La Lucha continua!… En demasiadas situaciones cotidianas y cercanas tenemos que seguir demandado nuestros derechos básicos en Igualdad y Libertad.

En numerosos lugares del Mundo las mujeres siguen reclamando derechos básicos, como acceder a la educación, la cultura, el trabajo o la política. Las mujeres seguimos expresando hoy su voluntad de participar en condiciones de Igualdad en sectores en los que tradicionalmente nuestra participación ha sido minoritaria.

Imagen

 Mientras quede una Mujer en el Planeta luchando por la Igualdad, todas estaremos representadas en ella.

¡Pan, Rosas, Paz, y Libertad para todas!

Publicado en “El Clan de la Cicatriz” 

Aulli2 compartidos con las Mujeres que corren con lobos

Publicado en Aullidos, Organizaciones, Reflexiones, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

El Camino Sagrado de la Mujer. “El Camino de la Belleza”

Las 7 Etapas de la Mujer:

La Mujer Bisonte Blanco describe las siete etapas que sigue la mujer en su camino hacia la Autorrealización.

Entre los Lakota es conocido como “El Camino de la Belleza” y es un ritual sagrado que dura toda la vida.

1. El camino de la hija.

Este período comprende desde el nacimiento hasta la aparición de la primera regla. Todavía es una niña, física y psíquicamente dependiente, mentalmente receptiva, que absorbe todo tipo de enseñanza, ejemplo o estímulo que se le presenta. Si todas estas influencias exteriores son apropiadas, estructuradas y emocionalmente equilibradas, la niña desarrollará el equilibrio, respeto, dignidad y autoconfianza que luego necesitará como recursos para llevar una vida en armonía con todo lo existente.

2. El camino de la mujer.

Abarca los años en que una mujer desarrolla la autoconfianza, aprendiendo a controlar su vida independiente de los adultos. Aprende a través de la experiencia personal, desarrolla sus propias respuestas emocionales y mentales y elige sus relaciones. Empieza a explorar su sexualidad y a construir su espiritualidad. Son los años en los que empieza a conocerse y, poco a poco, llega a ser una persona responsable y madura (en nuestra sociedad actual este período va desde la adolescencia hasta los 28-32 años).

3. El camino de la madre.

Desde el punto de vista espiritual, el nacimiento de un hijo es el evento más importante de la vida de una mujer; ya que entonces entra a formar parte de la comunidad espiritual femenina. Al cruzar la frontera entre la vida y la muerte con el parto es recibida en la comunidad de las matronas, donde inicia la verdadera enseñanza. En el período de la madre aprende la disciplina del sacrificio: cuerpo, tiempo, psique, conocimiento, vida social, condición económica, relaciones y valores son puestos al servicio de los niños. Este pasaje, ambivalente como ningún otro, la empuja a superar todos los límites que tenia previstos. Aprende a controlar completamente su mundo, intentando armonizar sus necesidades individuales con las demandas externas que constantemente caen sobre ella; alcanza así el poderoso equilibrio entre realidad interna y externa sobre el cual se basa este ritual sagrado. En el camino de la madre, la vida espiritual de la mujer pone sus raíces y florece: no hay que olvidar que en muchas culturas antiguas el dar a luz simbolizaba para la mujer una iniciación.

4. El camino de la recogedora y 5. el de la ritualista.

Ambos caminos son tan antiguos como la raza humana. Recoger es una disciplina que requiere respeto antes que nada; desarrolla poderes especiales de observación y discernimiento en el conocimiento de las estaciones, del clima, de la astronomía y de la curación. Armada únicamente de conocimiento, de intuición y de oraciones, la mujer recolecta gran cantidad de plantas y de sustancias minerales para la cocina, la magia, la higiene y la cosmética. La recogedora tiene que conocer perfectamente dónde y cuando encontrar lo que necesita, la forma más adecuada de conservar, almacenar, preparar las sustancias y utilizarlas en condiciones que resulten eficaces e inocuas. Una Mujer Medicina nativa nunca aplica el mismo remedio al mismo síntoma físico en distintos pacientes, ya que trata al ser en su totalidad. Para ella “hacer medicina” es conocer al paciente, a su familia, su condición espiritual, mental, física, ambiental y social, y cómo combinar todo esto en el proceso de curación. La aspirante-chamana es también muy consciente del espíritu que hay tras la planta, roca o cristal usados en el tratamiento, a los cuales hay que dar las gracias por la ayuda que le están aportando.

Esta parte del trabajo de una Mujer Medicina se caracteriza por la tensión espiritual, aunque no tan intensa como en su primer parto, sus primeras reglas o su responsabilidad de mujer joven de aprender a respetar a los demás (humanos e inhumanos) y a sí misma. Una Mujer Medicina que no consigue equilibrio, responsabilidad y ser consciente puede suponer un desastre para toda la comunidad, porque el poder de la mujer es grande, y cuanto más desarrolle la disciplina y la devoción, más aumentará su poder.

Las mujeres que siguen el camino de la recogedora y de la ritualista tienen que ser interiormente seguras, estar profundamente preocupadas por la vida espiritual del planeta y ser capaces de sacrificar su trabajo y su ego por el bien de la comunidad.

La ley espiritual básica que la mujer aprende en el camino es que la aspirante a chamana da y da mucho tiempo antes de recoger, aunque sólo sea poco, y todo lo que obtiene de su duro esfuerzo y pruebas personales lo tiene que utilizar en alimentar y fomentar la vida.

Imagen

6. El camino de la maestra.

Aprendiendo, experimentando, alimentando y trabajando la mujer alcanza la edad en la cual se vuelve transmisora de sabiduría espiritual y social. Es compartiendo con los demás las técnicas, las teorías y las experiencias que ha vivido como llega a ser una maestra.

Entra en la menopausia tan profunda y madura como la fruta, como la flora. Si ha seguido los caminos descritos anteriormente con armonía entrará en el reino de lo sagrado como miembro de la comunidad cósmica, derecho que se ha ganado a través de su trabajo, sacrificio y devoción. En este momento puede elegir su campo de acción puesto que es una Mujer Medicina, aunque existan otras formas menos obvias de llegar a serlo. Puede elegir la política, el servicio público o cualquier otra profesión; practicará de una forma sana y espiritual todo lo que decida ser. También puede escoger quedarse aislada o ser una abuela, continuando con sus nietos, sus bisnietos o bien otros niños sin hogar ayudándoles a crecer y educándolos.

El modo en que una anciana enfoque su habilidad y su sabiduría depende de la naturaleza del trabajo espiritual hacia el cual ha sido conducida. Gran parte de su enseñanza se transmite a través del ejemplo; ella es un modelo para las mujeres más jóvenes en el camino, y su presencia y esencia revitalizan y enriquecen la vida de su comunidad entera.

7. El camino de la sabia.

Alcanzada la vejez, la chamana entra en el período de la maestría, habiendo desarrollado una verdadera sabiduría. El sentido del equilibrio que caracteriza al universo es ahora parte profunda de ella, así como el sentido del humor. Está en contacto directo con hechos naturales y sobrenaturales, siendo capaz de aceptar sus directrices. La esfera de su trabajo ha trascendido su ser personal y privado, su familia; su comunidad se extiende ahora hacia las estrellas. Es un ser sagrado: es completa.

Los siete caminos proporcionan a la mujer la fuerza, la disciplina y la profunda conexión que necesita para canalizar el poder espiritual sin causar daño a sí misma ni a los demás. Le ayudan a desarrollar humildad, orden, respeto dignidad y el sentido de cuidar a toda criatura, dándole una profunda comprensión de sí misma en los aspectos interiores y exteriores.

Existen otras formas de autorrealización, pero este bellísimo ritual nos recuerda que no hay que quemar etapas sino vivir con entrega y aceptación todas las experiencias que nos llegan, sean aparentemente buenas o malas, porque es lo que nos toca vivir, y probablemente es lo mejor que nos puede pasar. A menudo las grandes enseñanzas las encontramos en la pequeñas dificultades diarias, por esto el “camino de la madre” es la etapa más difícil en la vida de una mujer; es el sacrificio del ego y el aprendizaje del amor no egoísta, requisitos esenciales para el desarrollo de una conciencia espiritual y cósmica. Estos siete caminos son los de toda mujer que quiere incrementar su poder espiritual a través de toda una vida, recordando que cada prueba o dificultad que vamos superando es un paso más que vamos dando en nuestro viaje hacia la totalidad.

Extracto de Clara Castelloti del Libro “Madre Tierra, Hermana Luna”

compartido por: Laura Granados Aldomás con “El Clan de la Cicatriz”

y publicado también en el Bosque de las Mujeres que corren con lobos

Publicado en Aullidos, La Medicina de La Tierra, Sin categoría | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

El Credo de la Mujer.

 Yo creo que dentro de mi yace una extraordinaria Mujer, y me comprometo a permitir que mi Luz se expanda por el mundo.

 Yo creo que la fuente de mi poder y sabiduría está en el centro de mi ser, y me comprometo a actuar desde este lugar de fortaleza.

 Yo creo que poseo pasión y potencial creativo en abundancia, y me comprometo a la expresión de estos dones.

 Yo creo que ha llegado el momento de dejar ir viejas ideas y actitudes insanas, y me comprometo a re-examinar lo que se me ha dicho sobre la belleza y a descartar aquello que insulta a mi Alma.

Imagen

 Yo creo que los pensamientos y palabras negativos comprometen mi bienestar, y me comprometo a pensar y hablar en positivo sobre mi misma y sobre los demás,

 Yo creo que las Mujeres jóvenes necesitan modelos positivos, y me comprometo a ser un ejemplo de autenticidad y auto-amor.

 Yo creo en la relación de mi bienestar y el bienestar del Planeta, y me comprometo a una Vida de conciencia plena que percibe a todo ser viviente como sagrado y digno de mi Amor.

 Yo creo que es mi responsabilidad espiritual cuidar mi cuerpo con respeto, cariño y compasión, y me comprometo a equilibrar mi Vida de manera que mi cuerpo físico sea expresado y nutrido por completo.

 Yo creo que disfrutar es una parte esencial del bienestar, y me comprometo a quitar cualquier obstáculo del disfrute y a crear una Vida llena de belleza y goce..

 Yo creo que la Mujer que se Ama a sí misma es una fuerza atractiva, poderosa y apasionada, y me comprometo, de hoy en adelante, a Amarme a mi misma de manera profunda y apasionada.
Jan Phillips.

Aulli2 compartidos con el Bosque de las Mujeres que corren con lobos.

Publicado en Aullidos, Reflexiones | Etiquetado , , , , | 8 comentarios

“Yo no soy pobre”. José “Pepe” Mujica

  Yo no soy pobre, pobres son los que creen que yo soy pobre. Tengo pocas cosas, es cierto, las mínimas, pero sólo para poder ser rico.

Imagen

 Quiero tener tiempo para dedicarlo a las cosas que me motivan. Y si tuviera muchas cosas tendría que ocuparme de atenderlas y no podría hacer lo que realmente me gusta. Esa es la verdadera libertad, la austeridad, el consumir poco. La casa pequeña, para poder dedicar el tiempo a lo que verdaderamente disfruto.

 Si no, tendría que tener una empleada y ya tendría una interventora dentro de la casa. Y si tengo muchas cosas me tengo que dedicar a cuidarlas para que no me las lleven. No, con tres piecitas me alcanza. Les pasamos la escoba entre la vieja y yo; y ya, se acabó. Entonces sí tenemos tiempo para lo que realmente nos entusiasma. No somos pobres.

Firma: José Mujica.

  Estas lúcidas palabras de José Mujica, presidente de gobierno de Uruguay, forman parte de una carta que escribió como respuesta a un artículo publicado en el Diario español ABC que titulaban “Mujica, el presidente pobre”.  Chapeau! Sr. Presidente!

Aulli2 compartidos en el Bosque de las Mujeres que corren con lobos.

Publicado en Aullidos, Noticias y política, Reflexiones | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Su nombre es rabia.

 Entre todas las prohibiciones habidas y por haber, a la mujer se le ha impedido sobre todo sentir rabia, y admitir libremente el deseo de poder y control sobre su propia vida (lo cual es obvio que significa aceptar que posee alguna clase de poder y control sobre las vidas ajenas)…
CAROLYN G. HEILBRUN

 Su nombre es rabia.

 La rabia es una cólera muy saludable dirigida en último término a conseguir cambiar una situación inaceptable. La depresión y la ansiedad que las mujeres sufren durante la primera y la segunda etapas de la vida suelen ser consecuencia de su enfado e impotencia, del miedo a expresar sus sentimientos por lo que eso podría acarrearles, fuese real, o imaginario, y de haber tenido que reprimir esas emociones tan a conciencia que terminan por parecerse a cualquier cosa menos a la rabia.

Cuando una mujer entra en la tercera etapa de su vida, ya no la intimidan aquellas personas que le enseñaron que la ira era un sentimiento inaceptable, fuesen los padres o terceros, que era algo indigno de una “buena chica”, y tampoco se siente prisionera emocionalmente de personas dominantes o maltratadoras.

Es posible, por otro lado, que no se haya sentido ni deprimida, ni oprimida personalmente, pero que ahora, en la tercera etapa de su vida, se enfade por todo lo que ve y la sobrepasa como persona. 

Dirigirá su rabia, por consiguiente, hacia la injusticia, la estupidez, el narcisismo, las adicciones, la negligencia y la crueldad que afectan a los más desfavorecidos, o bien hacia los males sociales de los que instituciones y políticos hacen caso omiso.

Aulli2.KALI

  En esos momentos es cuando la mujer puede penetrar en lo que yo llamo el arquetipo del “¡Ya está bien!”, conformado precisamente por las energías de las diosas de la ira transformadora, las decisivas agentes del cambio. Entre todas ellas destacan Sekhmet, la antigua diosa egipcia que venía representada con una cabeza de león y la fiera Kali, la diosa hindú.

  A esas divinidades sólo se las invocaba por necesidad. De apariencia inhumana, sus respectivas mitologías las representan como seres terribles cuando se dejan poseer por la cólera contra los malhechores y tienen sed de sangre.

 Cuando una mujer inicia la tercera etapa de su vida, si se ha vuelto más sabia (y posee a su alcance los recursos de la compasión y el humor), no será impulsiva o tendenciosa, ni se dejará llevar por la furia. La rabia de Sekhmet y Kali la incitarán a la acción, pero jamás actuará sin el consenso del “consejo interior” de las diosas maduras.

Podemos recurrir a la fiereza y el poder de Sekhmet o Kali utilizando la intención y la imaginación. Eso es lo que hacía el personaje que interpretaba Kathy Bates en la película Tomates verdes fritos cuando invocaba a Towanda, la reina amazona, y dejaba de ser una mujer dócil y fácil de humillar para transformarse en una persona auténtica y formidable. Con el grito de “¡Towanda!” el personaje de Bates hizo lo que jamás se había atrevido a hacer. Fue un guiño divertido que nos remitía a una realidad más profunda: el poder transformador que tiene el mito de evocar la energía arquetípica.

Jean Shinoba Bolen, “Las diosas de la Mujer Madura”

compartido por “El Clan de la Cicatriz”

en el Bosque de las “Mujeres Que Corren con lobos”

Publicado en Aullidos, Jean Shinoba Bolen, Las Diosas de Cada Mujer | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mujeres que brillan en su Interior. Jean Shinoba Bolen.

Hace poco, conversando con un grupo de amigas les pregunté si, de poder elegir, preferirían envejecer y volverse sabias o bien mantenerse por siempre jóvenes. Algunas en broma, y otras no tanto, eligieron la segunda opción.

¿Porqué nos cuesta tanto aceptar perder la lozanía?

Es que envejecer significa aceptar el cambio y las pérdidas, por lo tanto es lógico que haya resistencias. Pero si además de ver nuestra cara con arrugas y constatar que los hombres ya no se dan vuelta a mirarnos, podemos celebrar nuestros aspectos sabios y compasivos, entonces comprenderemos que cedemos algo para ganar otras cosas.

Las brujas no se quejan

 Y a medida que el tiempo pasa, si una es sabia o tiene suerte se descubrirá valiosa por cosas que tienen que ver con su profundidad y que no se ven cuando entra en una sala, pero allí están, brillando en su interior.

Jean Shinoba Bolen- Las diosas de cada mujer.

Aulli2 en el Bosque de las Mujeres que corren con lobos

Publicado en Aullidos, Las Brujas no se quejan | Etiquetado , , , | 1 Comentario

San Valentontín…

“El enamorado es devorado por las ilusiones.
El amante consciente se las devora.”
Sofía Riunita

Alas.Bosque

 

...Alwari...

"Amor sin fin
no es el sufrir que nos endulza
no es el bombón que todos quieren
es amor sin fin
Amor sin fin
no es martirio que nos gusta
no es el vacío que nos llena
es amor sin fin..."
Evolución

El amor según la mitología

A una semana del 14 de Febrero, ya podemos percibir que el día de San Valentínse acerca. Muchas imágenes nos remite esta fecha: corazones, flores, ángeles y   bombones. Pero, ¿Cómo se representaba el amor en la antigüedad? Qué importancia se le daba a los símbolos amorosos? Aquí haremos una breve reseña de la visión del amor, según las diferentes mitologías pertenecientes a civilizaciones y pueblos de la historia de la humanidad.

Mitología egipcia

431865017_451a0aeaabHathorera el nombre de la diosa egipcia del amor, la alegría y el canto. Esposa de Horus (iniciador de la civilización…

Ver la entrada original 1.442 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Naturaleza Salvaje de la Mujer.

  No se puede abordar la cuestión del alma femenina moldeando a la mujer de manera que se adapte a una forma más aceptable según la definición de la cultura que la ignora, y tampoco se puede doblegar a una mujer con el fin de que adopte una configuración intelectualmente aceptable para aquellos que afirman ser los portadores exclusivos del conocimiento.

 No, eso es lo que ya ha dado lugar a que millones de mujeres que empezaron siendo unas potencias fuertes y naturales se hayan convertido en unas extrañas en sus propias culturas.

 El objetivo tiene que ser la recuperación de las bellas y naturales formas psíquicas femeninas y la ayuda a las mismas que permita distinguir y reencontrar el camino trazado por la naturaleza salvaje.  

 El camino no se ha terminado sino que sigue conduciendo a las mujeres hacia el conocimiento cada vez más profundo de sí mismas. Los senderos que todos seguimos son los del Yo instintivo innato y salvaje.

mujerSalvaje.Aulli2

  La llamo la Mujer Salvaje porque estas dos palabras en concreto,”mujer” y “salvaje”, son las que crean el llamar o tocar a la puerta, la mágica llamada a la puerta de la profunda psique femenina. Llamar o tocar a la puerta significa literalmente tañer el instrumento del nombre para hacer que se abra una puerta. Significa utilizar unas palabras que dan lugar a la abertura de un pasadizo.

 Cualquiera que sea la cultura que haya influido en una mujer, ésta comprende intuitivamente las palabras”mujer” y “salvaje”. Cuando las mujeres oyen esas palabras, despierta y renace en ellas un recuerdo antiquísimo. Es el recuerdo de nuestro absoluto, innegable e irrevocable parentesco con el femenino salvaje, una relación que puede haberse convertido en fantasmagórica como consecuencia del olvido, haber sido enterrada por un exceso de domesticación y proscrita por la cultura circundante, o incluso haberse vuelto ininteligible.

 Puede que hayamos olvidado los nombres de la Mujer Salvaje, puede que ya no contestemos cuando ella nos llama por los nuestros, pero en lo más hondo de nuestro ser la conocemos, ansiamos acercarnos a ella; sabemos que nos pertenece y que nosotras le pertenecemos. Nacimos precisamente de esta fundamental, elemental y esencial relación y de ella derivamos también en esencia. 

Clarissa Pínkola Estés. “Mujeres que corren con los lobos”.

Aulli2 para el Bosque de las Mujeres que corren con lobos

Publicado en Aullidos, Mujeres que corren con lobos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mucha Magia y mucha Suerte tienen los niños que consiguen ser Niños.

   El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa.

El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura.

Imagen

 Y a los del medio, a los niños que no son ricos ni pobres, los tiene atados a la pata del televisor, para que desde muy temprano acepten, como destino, la vida prisionera.

Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niños.

 

 Eduardo Galeano.

 Aulli2 para el Bosque de las Mujeres que corren con lobos

Publicado en Aullidos, Eduardo Galeano, Reflexiones | Etiquetado , , , | 1 Comentario