El Amor al Alma.-


Resiste. Sigue resistiendo. Haz tu trabajo. Encontrarás tu camino…

En el cuento del Patito Feo, al final los cisnes reconocen al patito como uno de los suyos antes de que él lo haga. Esto es muy típico en las mujeres exiliadas.  Después de su duro peregrinaje, consiguen cruzar la frontera y entrar en su territorio doméstico, pero a menudo tardan algún tiempo en darse cuenta de que las miradas de la gente ya no son despectivas y con frecuencia son neutrales cuando no admirativas y aprobatorias.

Cabría pensar que, tras haber encontrado su propio territorio psíquico, las mujeres tendrían que sentirse desbordantemente felices. Pero no es así.  Durante algún tiempo por lo menos, se sienten terriblemente desconfiadas. ¿De veras me aprecia esta gente? ¿De veras me encuentro a salvo aquí? ¿Me perseguirán? ¿Podré dormir ahora de verdad con los dosojos cerrados? ¿Está bien que me comporte como… un cisne? Al cabo de algún tiempo los recelos desaparecen y se inicia la siguiente fase del regreso a la propia persona que consiste en la aceptación de la singular belleza del propio ser, es decir, del Alma Salvaje de la que estamos hechas.

Probablemente no hay ningún medio mejor ni más fidedigno de averiguar si una mujer ha pasado por la condición de patito feo en algún momento de su vida o a lo largo de toda su vida que su incapacidad de digerir un cumplido sincero. Aunque semejante comportamiento se podría atribuir a la modestia o a la timidez y a pesar de que demasiadas heridas graves se despachan a la ligera como “pura timidez”, a menudo un cumplido se rechaza con torpes tartamudeos porque desencadena un automático y desagradable diálogo en la mente de la mujer. Si alguien le dice que es encantadora o pondera la belleza de su arte o la felicita por algo que su Alma inspiró o en lo que participó o intervino, algo en su mente le dice que no lo merece y tú, la persona que la felicita, eres una idiota por pensar tal cosa. En lugar de comprender que la belleza de su Alma resplandece cuando ella es ella misma, la mujer cambia de tema y arrebata literalmente el alimento al yo espiritual que vive del reconocimiento y de la admiración. Por consiguiente, ésta es la tarea final de la exiliada que encuentra a los suYos: no sólo aceptar la propia individualidad, la propia identidad específica como persona de un tipo determinado, sino también la propia belleza, la forma de la propia alma y el reconocimiento de que el hecho devivir en contacto con esa criatura salvaje nos transforma a nosotras y transforma todo lo que toca.

Cuando aceptamos nuestra belleza salvaje, la colocamos en perspectiva y ya no somos conmovedoramente concientes de ella, pero por nada del mundo la abandonaríamos ni la negaríamos.

¿Sabe una loba lo hermosa que es cuando salta? ¿Sabe la hembra de un felino lo hermosas que son las formas que crea cuando se sienta? ¿Se impresiona un pájaro por el rumor que oye cuando despliega las alas? Cuando aprendemos de ellos, nos comportamos de acuerdo con nuestra verdadera manera de ser y no nos echamos atrás ni nos escondemos en presencia de nuestra belleza natural. Como las demás criaturas, nos limitamos a existir y así es como debe ser.

En el caso de las mujeres, esta búsqueda y este hallazgo se basan en la misteriosa pasión que sienten por lo que es salvaje, por lo que ellas mismas son con carácter innato. El objeto de este anhelo lo hemos denominado aquí la Mujer Salvaje, pero, incluso cuando ignoran sunombre y ni siquiera saben dónde vive, las mujeres se esfuerzan por ir a su encuentro y la aman con todo su corazón. La añoran y esta añoranza esa un tiempo motivación y locomoción. Este anhelo es el que nos induce abuscar y encontrar a la Mujer Salvaje. No es tan difícil como podría parecer a primera vista, pues la Mujer Salvaje también nos está buscando a nosotras. Nosotras somos sus hijas.

Fuente: Mujeres que corren con los lobos, Clarissa Pínkola Estés.

Capítulo 6.- “El hallazgo de la Manada”.

.compartido por “LaMedina” para el Clan de las lobas

Anuncios

Acerca de Medina Loba Colorá

#MujeresQueCorrenConLobos #Aulli2
Esta entrada fue publicada en Aullidos, Mujeres que corren con lobos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Amor al Alma.-

  1. Alicia dijo:

    Estoy preparando una presentacion para mujeres y encontre esta pagina me parece exelente, me identifico perfectamente y se que no estoy sola estamos despertando de ese sueno que finalmente esta llegando a su fin. Gracias por crear esta pagina la voy a recomendar al grupo de mujeres que hacistiran al evento de mujeres 360 grados Mujeres inspirando al mundo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s