El Regreso a Una Misma


                                                               

                                                              

                                                                    

                                                    

                                                                         

El Regreso a Una Misma

 

En las culturas de caza, la piel equipara al alimento como el producto más importante de supervivencia.

Psicológicamente, estar sin piel causa que una mujer persiga lo que ella cree que debe hacer,

en lugar de lo que verdaderamente desea.

Le causa seguir a cualquier persona o cosa que le de la impresión de ser la más fuerte —sea bueno para ella o no.

Y entonces ella brincará mucho y mirará poco. Es jocosa en lugar de incisiva, se ríe de las cosas, aplaza las cosas.

Se muestra renuente a dar el siguiente paso, a hacer el descenso necesario

y a mantenerse ahí el tiempo suficiente para que algo suceda.

Desde el momento en que nacemos hay un impulso salvaje dentro de nosotros

que desea que nuestra alma conduzca nuestra vida, pues el ego está limitado en cuanto a lo que puede entender.

Imagina al ego con una correa permanente y relativamente corta;

sólo puede llegar hasta cierto punto dentro de los misterios de la vida y del espíritu.

Por lo general se asusta. Tiene el mal hábito de reducir todo lo sobrenatural a un "no es nada más que…"

Exige que los hechos sean observables.

Las pruebas que son de naturaleza emocional o mística con frecuencia no le sientan bien.

Es por eso que el ego se siente solo.

Como todas las demás cosas solitarias o hambrientas, el ego ama la luz.

Ve luz y la posibilidad de estar cerca del alma, y se acerca furtivamente a ella

para robarle uno de sus camuflajes esenciales.

Por su hambre de alma, nuestro propio ego roba la piel.

Es difícil reconocer nuestra condición hasta que nos volvemos como la mujer foca en su aflicción:

se nos desprende la piel, cojeamos, perdemos jugo, perdemos la vista.

Así pues, es un regalo de la inmensa vitalidad del psique que en lo profundo del inconsciente haya alguien que llama,

un ser muy antiguo que sale a la superficie de nuestra conciencia

y comienza a llamarnos incesantemente

para que regresemos a nuestra verdadera naturaleza.

Es una característica profunda del psique salvaje que, si no vamos por cuenta propia,

si no estamos prestando atención a nuestras temporadas y al momento de regresar,

la Anciana vendrá por nosotras, llamando y llamando hasta que algo en nosotras responda.

Puesto que el psique es un sistema completo, todos sus elementos hacen resonancia al llamado.

El desasosiego de una mujer durante ese tiempo a menudo va acompañado de irritabilidad

y una sensación de que todo está demasiado cerca para sentirse cómoda, o demasiado lejos para sentir paz.

Ella se siente desde un poco hasta muy "perdida",

pues ha permanecido demasiado tiempo lejos de casa.

Estos sentimientos son justamente los que requiere sentir.

Esa sensación de estar dividida viene de escuchar, consciente o inconscientemente, algo que nos llama,

que nos llama a regresar, algo a lo que no podemos negarnos sin lastimarnos.

Hogar es donde un pensamiento o un sentimiento pueden ser sustentados en lugar de ser interrumpidos

o arrebatados de nosotros porque otra cosa nos esté exigiendo nuestro tiempo y atención.

Hogar es una sensación o estado de ánimo sostenido que nos permite experimentar sentimientos

que no necesariamente están sustentados en el mundo mundano: asombro, visión, paz,

liberación de las preocupaciones, liberación de las exigencias, liberación del constante parloteo.

Hogar es la vida instintiva primitiva donde todo es como debe ser, donde todos los ruidos suenan bien,

y la luz es buena, y los olores nos hacen sentir más calmados en lugar de alarmarnos.

 

-Clarissa Pínkola Estés-

"Mujeres que corren con lobos"

Anuncios

Acerca de Medina Loba Colorá

#MujeresQueCorrenConLobos #Aulli2
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El Regreso a Una Misma

  1. . dijo:

    Te ha quedado muy chulo el video, da mucha envidia el castillo tirolés, ¡JAJAJA!¡Pásalo bien!salud!.-

    Me gusta

  2. Loba dijo:

    Lo que da es mucho frio ;-jejej Gracias Amigo por compartir el viaje, el bosque, la Mansión, y ahora tmbn la nieve y el Castillo…Un abrazo calentito contra el frio… Ahhhh! ya sabes que tienes premiso para publicar el video en TeleNostra… Seguiremos compartiendo Tele pa tias y pa tios… ;-jejeje

    Me gusta

  3. María dijo:

    hola^^ ese estado de ánimo o de ánimos, lo(s) he sentido yo, y creo que describe muy bien, cuándo dice que el hogar es dónde uno-a se siente más cómodo, y está bien, precisamente ahí está el quit de la quiestion, querida amiga, porque sabes yo he intentado buscar muchas veces ese sentimiento, lo malo es que llega tarde, o en un momento en que no te lo esperas, diferente, entonces dices alahh, o bien, dices a merecido la pena esperar, pero también puedes decir, qué pena que se irá, a veces me invade esa pregunta, cuándo llegará? y cuándo se irá? una pena pero vamos, así es. pero es bonito, mientras dura, y permanece. en el alma, recuerdo. jej besi-tos. ajú, ajú, jej por cierto, cuándo más me siento en casa, es por aquí, y en la de conde, qué grandes soís, y sabeís que no lo digo de broma, lo digo de corazón, os quieroo, bye´^

    Me gusta

  4. María dijo:

    Y espero que ya mismo regreses^^ y qué bien que hayas regresado por aquí^^ besis^^ : )

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s